archivo

Archivo del Autor: @bengafaro

Odisea hacia ningún lugar. Imagen: CBS Films

Odisea hacia ningún lugar. Imagen: CBS Films

Los espectadores estamos acostumbrados a que el cine le dedique uno –o varios, o muchos- largometrajes a un icono de la música. Sólo los últimos diez años, tres estatuillas del Óscar han caído en las manos de actores y actrices que han interpretado a cantantes míticos: Jamie Foxx como Ray Charles en Ray, Reese Witherspoon como June Carter en Walk the Line y Marion Cotillard como Edith Piaf en La vie en Rose. Lo que es difícil de concebir es ver una biografía fílmica de un cantautor fracasado. Pero no de un fracasado que, después de una travesía agónica, logra el reconocimiento que merece. Tampoco de un hombre que “llega a la cima y lo pierde todo por sus vicios y maldiciones personales”. No, olviden todos los lugares comunes de las biopic que están acostumbrados a ver: esta es la historia de un hombre anónimo o, más bien, el episodio de un hombre anónimo en que intentó obtener un contrato discográfico y no lo logró.

Read More

Anuncios
O el eterno dilema de sobrevivir a la fama después de la fama

O el eterno dilema de sobrevivir a la fama después de la fama / Imagen: Fox Searchlight Pictures

Advertencia: hay Spoilers.

I

Birdman es una película inusual. No por el “eterno” plano secuencia, que si bien la hace interesante, no debería ser su principal ni más original virtud (no es por restarle mérito a la dirección de fotografía de Emmanuel Lubezki, ¿pero alguien recuerda La Soga de Hitckcock? Se filmó sin la ayuda de los efectos digitales). Lo inusual es que se trate del dilema de la fama y del reconocimiento artístico, que en pocas palabras implica una sola cosa: ego. Es el ego de Riggan Thomson (personaje interpretado magistralmente por Michael Keaton) el que lo hace tambalear de un lado a otro entre los bordes de un precipicio absurdo. Absurdo porque es el fantasma de un superhéroe caduco y ridículo que se manifiesta como el lado soberbio de su egolatría, construida en Hollywood para romper récords de taquilla y saturar las pantallas de entretenimiento vacío. Absurdo porque es un pajarraco gigante.

Read More

O cómo narrar un suceso extraordinario de manera trillada

O cómo narrar un suceso extraordinario de forma no tan extraordinaria / Foto: Black Bear Pictures

I

La biopic sobre el matemático, criptoanalista y pionero científico de la computación británico, Alan Turing, es una (de esas) película(s) que tiene la historia a su favor para ser interesante más allá de su ejecución narrativa, puesta en escena y propuesta estética. Y me refiero a La Historia, esa que le enseñan mal a todos cuando somos niños en el colegio y luego, ya adultos, redescubrimos al conocer otras lecturas más críticas y profundas sobre los principales hechos que cambiaron el destino de la humanidad. (Vale advertir: los siguientes puntos contienen spoilers).

Read More

Matthew McConaughey interpreta al piloto Joseph Cooper, líder de la travesía espacial.

Matthew McConaughey interpreta al piloto Joseph Cooper, líder de la travesía espacial.

Christopher Nolan divide al público. De hecho, si hacemos una lista de los cineastas actuales que generan reacciones de idolatría y odio por partes iguales con sus obras, colocaría a Nolan en el primer lugar, incluso sobre Lars von Trier o Harmony Korine. La razón: el director de The Dark Knight se ha propuesto cambiar el cine, crear hitos, separar con un antes y un después, entre géneros diversos pero siempre con narraciones que cuestionan la naturaleza humana y la ponen al límite. Por supuesto, el resultado de tal osadía genera reacciones opuestas, (casi) nunca neutrales.

Read More

Mecha (Graciela Borges), con un tinto de verano encarna los rituales de la inercia

Mecha (Graciela Borges), con un tinto de verano, encarna los rituales de la inercia

El mejor escenario del verano es, y siempre será, la playa. No importa el género, director o época, una película ambientada en la estación del asueto se expande dentro del imaginario de la costa, entre el sol y la arena. Pensemos es esa famosa  –quizás la más famosa en la historia del cine- escena de amor de From Here to Eternity donde Burt Lancaster y Deborah Kerr se revolcaban entre las olas.

Read More